Clases de cubiertas

El techo de la vivienda es sin duda una de las partes más importantes, pues ejerce como protección frente a la amenaza de factores exógenos como la lluvia, el frío, el calor, los pájaros o la nieve; es en este sentido donde es vital decantarse por una clase de cubierta eficiente y adaptada al tejado que se tenga. Saber las características exactas de las cubiertas, así como sus ventajas y desventajas, servirá para no equivocarse a la hora de elegir una.

Distintos tipos de cubiertas. ¿Cuál se adapta mejor a una vivienda?

Hoy día, los tejados se construyen mediante técnicas muy novedosas y echando mano de materiales muy evolucionados y eficaces. Los tipos de cubiertas más usuales que podemos encontrar son los siguientes:

  • Cubiertas en pizarra
  • Cubiertas clásicas en madera
  • Cubiertas para tejados en modo de sándwich metálico o cobertura de teja
  • Cubiertas de teja sobre soporte continúo
  • Cubiertas de tejado sobre vigas

Las cubiertas sobre las vigas

Las cubiertas sobre vigas son ideales a la hora de renovar viviendas deterioradas; afrontar una reforma importante o una construcción nueva es importante tener en cuenta la composición de sus materiales. Las tejas sobre vigas emplean un entramado de hormigón o de metal con una viga que ejerce de aislante medio. También se utiliza una teja curva de fibrocemento que se pone sobre un aislante de poliestireno extruido, el cual se coloca al lado del aislante que va sobre la viga.

Aunque esta instalación precisa de más tiempo que la colocación de un panel metálico, suele ser la más aplicada en la actualidad en las viviendas merced a sus buenas prestaciones. Esta cubierta ofrece un aislamiento del exterior óptimo, ya que poliestireno y la rotura de puentes térmicos sirven para optimizar el aislamiento.

Las cubiertas con soporte continúo

Las cubiertas sobre soporte continuo son óptimas para viviendas con faldones de cemento o de hormigón. Son tejados formados por un aislante, un rastrelado de metal o madera, las tejas y un parte de bajo teja asfáltico de fibrocemento. Las tejas pueden ser de tres tipos: curva, mixta o plana; estas tejas deberán elegirse según la colocación y la forma de los faldones de cemento (en los curvos, lo mejor son tejas curvas o mixtas; si son lisas, las planas son las más indicadas).

En cualquier caso, se trata de tejados ideales para renovar cubiertas en casas con faldones de hormigón; son viviendas aisladas por completo del exterior. Para reducir el consumo energético y apostar por una mayor eficiencia energética merced a un aislamiento de calidad, estos tejados son sin duda muy recomendables, tanto en casas viejas como nuevas.

Las cubiertas de madera

Son tejados muy estéticos y elegantes; además de ser bellos sirven para aislar y ser del todo prácticos. Estos tejados están formados por lo general por vigas de madera laminada y por un panel aislante con un acabado en friso de madera (además pueden llevar teja curva, mixta o plana). Las cubiertas de madera pueden instalarse en viviendas o en bajo cubiertas. Emplean materiales naturales; la madera se combina con elementos como el aislante y las tejas. Hay que estar pendientes de su mantenimiento para evitar problemas.

Las cubiertas económicas

Hay tejados que permiten aislar y proteger el interior de la vivienda a precios mucho más asequibles y económicos; los materiales y las cubiertas se antojan en estos casos más baratos. Las cubiertas o paneles de sándwich metálico se adaptan a cualquier escenario merced a los diferentes soportes que poseen; además son cubiertas ligeras y aportan un aislamiento ideal. Este método se instala muy rápido. Las cubiertas de cobertura sobre teja son recomendables si se cuenta con un buen aislante térmico.